Cinco años de Ayotzinapa

Cinco años de Ayotzinapa

Presidente de la República se pone playera de Ayotzinapa, “a petición de los familiares”, dijo

AIPIN

La noche terrorífica de los 43 estudiantes, la mayoría de ellos de origen indígena, de la Normal de Ayotzinapa, cumplió 5 años.

La noche del 26 de septiembre de 2014, un grupo de 43 normalistas a bordo de autobuses en la Ciudad de Iguala, Guerrero, México, rumbo a la CDMX, desaparecieron.

Según versiones, fueron atacados por policías en Iguala ligados al crimen organizado, la actual generación de universitarios de México tenía entre 13 y 14 años de edad.

La barbarie contra los estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa esa nocheen Iguala, Guerrero, fue del gobierno.

Hoy, a un lustro de distancia, esos jóvenes muestran preocupación, tristeza e indignación al escuchar los testimonios de las familias de los 43 estudiantes que desde entonces son buscados bajo la exigencia ‘¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!’.

Hasta el momento, México no ha dado como resultados y en este contexto, el presidente Andrés Manuel López Obrador en su Conferencia Matutina de este 25 de septiembre de 2019, comprometió a su gobierno de hacer justicia para conocer el paradero de estos estudiantes y hacer justicia.

“Es conocer la verdad y hacer justicia”, declaró Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Ministerio del Interior), este caso que calificó de paradigmático.

Es un reto enorme, afirmó.

México proyecto un video sobre el compromiso sobre Ayotzinapa.

En su Conferencia Matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador portó una playera del caso Ayotzinapa.

Desde el Palacio Nacional, el Presidente indicó que los padres de los 43 le dieron la camiseta para que mostrara su apoyo al caso de los estudiantes desaparecidos.

López Obrador añadió que es una prioridad del gobierno encontrar a los jóvenes y hacer justicia del caso.

“Hay voluntad del gobierno de la República para esclarecer estos hechos, haya justicia” declaró Andrés Manuel López Obrador.

Va más allá de un ilícito de un delito, afirmo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Sería una contribución el saber el paradero de los jóvenes”, expresó, el mandatario.

“Tengo confianza en que vamos a conocer la verdad… no pierdo las esperanzas, estoy optimista”, dijo.

María Martínez Zeferino, madre de Miguel Ángel Hernández Martínez, se mantiene estos días ocupada mientras se acerca ese fatídico 26 de septiembre en el que, hace un lustro, desaparecieron los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Uno de ellos, su hijo, cita la Agenda Española EFE.

Desde la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, ubicada en Ayotzinapa, localidad perteneciente al municipio de Tixtla, un grupo de padres se reúne estos días para preparar varias acciones rumbo al 26 de septiembre, cuando se celebrará una gran marcha en la Ciudad de México.

Los patriarcas, tuvieron que dejar a un lado su vida y al resto de sus hijos para buscar al desaparecido entre la noche de 26 y la madrugada del 27 de septiembre en Iguala, Guerrero.

En el quinto aniversario del caso Ayotzinapa, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mostró a sus alumnos de menor edad algunas escenas de documentales sobre este crimen, en el que los normalistas fueron víctimas de desaparición forzada.

Para el video Ayotzinapa no ha dejado de doler, el área de Cultura UNAM recopiló las reacciones de aquellos que hace cinco años probablemente cursaban la secundaria, y ahora escucharon con atención y vieron algunas de las escenas más crueles del caso, como el cuerpo torturado del normalista Julio César Mondragón.

Mientras las imágenes eran mostradas, los jóvenes respiraron profundo y, en repetidas ocasiones, se llevaron la mano a la boca o a la cabeza; luego, al escuchar a las mamás de las víctimas, algunos incluso lloraron.

Para el video, los entrevistados contaron que se enteraron de lo ocurrido en Iguala por sus profesores de entonces, por lo que escucharon en las noticias o en espacios públicos.

Enrique Peña Nieto es el responsable histórico de adecuar la estructura política, jurídica y administrativa del desgobierno que encabezó para impedir que se conociera la verdad de lo sucedido en Iguala, Guerrero, cinco años atrás, y de permitir u ordenar que su cínico subordinado, Jesús Murillo Karam, fabricara y postulara la criminal verdad histórica, acusó Julio Hernández en su columnaAstillero del periódico La Jornada.

Hernández relata, que “Tomado por sorpresa cuando creía estar en un punto muy alto de su gestión, Enrique Peña Nieto, entonces presidente de México, pretendió esconder bajo la siempre agitada alfombra guerrerense la tragedia que marcaría su sexenio. Acababa de recibir un reconocimiento de Enlace Judío y la élite empresarial, diplomática y religiosa de Estados Unidos relacionada con México, como reseñó esta columna en 2014 (https://bit.ly/2mJ4QXC): “el 23 de septiembre de este año, el rabino Arthur Scheneier se aventuraba en Nueva York, al entregar a Enrique Peña Nieto el premio Estadista Mundial 2014: A veces tengo profecías, y usted me oyó decir antes acerca de que usted va a asumir un papel de liderazgo en la escena mundial”.

Y apunta el articulista: “No bastan las buenas intenciones explícitas del aparato de gobierno ahora a cargo de Andrés Manuel López Obrador. Se necesita un alto presupuesto operativo, que la austeridad obradorista no ha determinado si otorgará”.

Y se necesita una férrea voluntad política que esté dispuesta a abrir el arcón de los horrores complicitarios, lo cual implicaría investigar y procesar a personajes del pasado hasta ahora amnistiado a discreción por el actual Presidente. Además, se necesitaría hurgar y castigar a segmentos de las fuerzas armadas que hoy dan respaldo esencial, casi inafectable, al gobierno andresino sujeto a presiones crecientes.

Esto es México, afirmó.

http://www.canalcatorce.tv/?c=EnLinea&p=linea&a=Index&m2=4