Neocolonialismo inutiliza derechos indígenas

Neocolonialismo inutiliza derechos indígenas

Genaro Bautista / AIPIN

La comunidad internacional tiene que escuchar las llamadas de alerta de los pueblos indígenas sobre los graves riesgos en el Planeta por la desmedida explotación de los recursos naturales del suelo, subsuelo y espacio, así como el respeto de sus derechos colectivos, declaró la Doctora Mirna Cunningham, presidenta del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC).

Para ello es imperativo que la voz de los pueblos indígenas tenga una mayor incidencia en organismos internacionales, por lo que es necesaria su participación directa, afirmó.

Entrevistada sobre su evaluación de la participación de los representantes de las sociedades originarias en el Foro del Grupo de Trabajo sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas de la ONU,que cada año se realiza en el Palacio de Naciones, Ginebra, Suiza, Mirna afirmó que para un mejor impacto es importante la asistencia de las delegaciones indígenas en estos espacios de decisión.

Por su experiencia la experimentada líder miskitu de Nicaragua señala que, si los pueblos indígenas no están en este Foro de Naciones Unidas, sus derechos difícilmente serán respetados.

Por ello, apunta, es significativa la resolución del Consejo de Derechos Humanos y de la Asamblea general de la ONU, al aprobar que el Fondo de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas garantice con 14 becas para representantes indígenas, en el próximo Foro de Empresas y Derechos Humanos, para que hagan escuchar su voz y expongan sus propuestas ante esta instancia internacional.

Para la líder nicaragüense, quien despacha desde La Paz, Bolivia, sede del FILAC, tiene claro las agresiones en contra de los y las defensoras de los territorios indígenas está latente.

De igual manera enfatiza la responsabilidad de los Estados como garantes de que las empresas respeten los derechos de los pueblos indígenas.

Por eso subraya la comunidad internacional tiene que escuchar la sabiduría de los pueblos indígenas, los Guardianes del Planeta, los sabios que han logrado mantener los equilibrios en la relación con La Madre Tierra.

Porque hasta ahora, los pocos indígenas que han acudido al Foro de Empresas y Derechos Humanos, han vivido una situación desigual al ir bajo la tutela de ONG’s Internacionales que en muchas ocasiones les imponen una agenda distinta a sus intereses.

Asimismo, indica que si bien las empresas pueden ser pivote para el desarrollo, falta un acercamiento para un dialogo con los pueblos indígenas.

En este sentido estima que la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cuenta con la experiencia para abrir estos caminos de dialogo, en virtud de que la instancia cuenta con la vivencia del Convenio 169 de la OIT.

Se debe trabajar claro está en el impulso de indicadores de responsabilidad de las empresas señala.

La presidenta del FILAC, reconoce que hay que trabajar la narrativa que indique que los pueblos indígenas son dueños de los territorios donde las empresas buscan establecerse a fin de que el trato sea directo con las sociedades originarias.

Donde quede claro que una cosa es un acuerdo de inversión pero que está no pasa por encima del Consentimiento Previo Libre e Informado de los pueblos indígenas en obras o megaproyectos de infraestructura.

A decir de Mirna es importante espacios de construcción colectiva; llamar la atención de los gobiernos y promover modelos de desarrollo propio.

El desafío dice, es que las empresas respeten los derechos humanos, y se erradique el enfoque colonizador.

La nueva apuesta expresa, la también expresidenta del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU, está en los nuevos modelos de cooperación de empresas con los pueblos indígenas en donde las sociedades originarias se vean beneficiadas como actores directos del desarrollo.

Nadie puede negar, apunta, la laureada con el Honoris Causa de la prestigiada Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que, hasta ahora, es depredadora la acción empresarial que ha lesionado los derechos de los pueblos indios.

Porque los muertos han sido solamente del lado de los pueblos indígenas, los protectores de los santuarios del medio ambiente, y en los últimos tiempos se ha sumado las agresiones de la delincuencia organizada, en muchas ocasiones con complicidad de los Estados.

La especialista subraya que, por ello, el Grupo de Trabajo en cuestión, tiene un papel preponderante en cuanto a los pueblos indígenas.

Cunningham, detalló el importante papel del nombramiento del indígena ruso Pavel Sulyandziga al frente del Grupo de Trabajo de Empresas y Derechos Humanos, quien en 2018 cumplió su mandato.

Lo anterior porque Pavel subió a los pueblos indígenas a reuniones del alto nivel del Foro de Empresa dentro de las Naciones Unidas.

De ahí la importancia de la representación para noviembre del 2020 la siguiente sesión del Foro.

Se prevé que para esa reunión, se insista en los temas de responsabilidad, reconocimiento y resarcimiento a los pueblos indígenas.

Si bien en algunas regiones se ha beneficiado a los pueblos indígenas con escuelas y hospitales, falta ir más a fondo.

Es importante conocer las experiencias donde el beneficio de los pueblos indígenas de parte de las empresas se distribuye a estos como socios.

Y en el Foro de empresa y derechos humanos se debe acudir con propuestas

No se puede resolver solo asistiendo a el foro de empresas, el tema de seguridad debe de ser abordado por los países.

Se debe partir de propuestas valiosas desde lo comunitario hasta lo global, en propuestas nacionales al respecto.

Hay lugares donde ha bajado el rango de criminalización como en México en Cheran, Michoacán, porque es un lugar muy pequeño muy disperso lo que necesitamos propuestas políticas nacionales, apunta.

Mirna Cunningham, detalló que el FILAC viene acompañando a 10 países de la región en materia de derechos humanos y colectivos de los pueblos indígenas.

Detalló que el Fondo Indígena, tiene en su programa de concentración y dialogo un esfuerzo para ir acercando a distintos actores para llegar a acuerdos.

En esta tarea, señala, la responsabilidad de todos, si los pueblos indígenas no cuentan con las condiciones básicas para el buen vivir, los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), no se cumplirán, sentenció.