Un boliviano es el nuevo presidente del FILAC; Consejo elige al vicecanciller Freddy Mamani

Un boliviano es el nuevo presidente del FILAC; Consejo elige al vicecanciller Freddy Mamani

XV Asamblea General del Fondo Para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe

Renovación y experiencia es la combinación por la que apostó el FILAC en la reconfiguración de su Comité Ejecutivo.

Un boliviano, el vicecanciller Freddy Mamani Machaca, es el nuevo presidente del Comité Ejecutivo del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC), que celebró en La Paz su XV Asamblea General Ordinaria.

Le acompañan en el Comité Ejecutivo la líder indígena Myrna Cunningham –hasta hoy presidenta de este organismo internacional–, primera vicepresidenta en representación de los Pueblos Indígenas, y Juan Ignacio Pita, coordinador general de la Cooperación Española en Bolivia, segundo vicepresidente, quien representa de los gobiernos extrarregionales.

El FILAC está conformado por 22 estados miembros, 19 de América Latina y el Caribe y tres extrarregionales: España, Portugal y Bélgica. Sus órganos de Gobierno son la Asamblea General, el Consejo Directivo, integrado por 12 delegados, y el Comité Ejecutivo.

En su primer discurso ante la decimoquinta asamblea, Mamani ofreció trabajo conjunto a los representantes de los gobiernos y de los Pueblos Indígenas para seguir impulsando, desde el FILAC, el ejercicio plano de los derechos indígenas, reconocidos en las convenciones internacionales, y promover su autodesarrollo o desarrollo propio con identidad.

El derecho a la tierra, el territorio y a los recursos naturales y el consentimiento libre e informado de los Pueblos Indígenas sobre temas que les atañen, en particular, sobre proyectos que se desarrollan en sus tierras y territorios, fueron señalados por el nuevo presidente del FILAC como asuntos urgentes que deben ser atendidos.

Mamani también citó la necesidad de renovar el compromiso de algunos Estados de la región con el reconocimiento de los derechos indígenas: la participación indígena plena y efectiva en algunos Estados es aún un reto, resaltó.

Respecto a su misión, ya en un diálogo con los periodistas, explicó que tiene el “gran desafío de crear sinergias, diálogo y concertación entre Estados miembros y Pueblos indígenas”.

“La situación de América Latina y el Caribe es muy compleja. Desde la colonización as grandes luchas de nuestros pueblos interpelaron a los Estados, en Bolivia incorporamos sus derechos individuales y colectivos en nuestra Constitución; en otros países, los Pueblos Indígenas apelan a sus Estados a que puedan reconocer que son sujetos de derechos”.

“Lo más complejo es el tema del derecho a la tierra, al territorio, a los recursos naturales, la participación indígena plena y efectiva en las políticas que les conciernen y, particularmente, en la definición de políticas públicas que les conciernen. En ese sentido, promoveremos y acompañaremos el diálogo”, añadió.

Los otros asuntos urgentes en mesa, según Mamani, son encarar las diferentes crisis que enfrenta la humanidad y que afectan, en mayor fuerza, a los pueblos indígenas. Entre estas, citó la crisis climática, la crisis alimentaria y las crisis sanitaria, económica y social originadas por la pandemia de la COVID-19. 

El nuevo presidente del FILAC también reconoció y agradeció el trabajo de su predecesora. “Myrna Cunningham posicionó al FILAC en los foros internacionales. Gracias a su trabajo hemos logrado y apoyado el desafío de que el FILAC sea Observador Permanente de la Asamblea General de Naciones Unidas”, sostuvo.